viernes, 12 de mayo de 2017

Fragmento de la escena VII de Luces de Bohemia, de Ramón del Valle Inclán


En esta tarea, se nos pidió que hiciéramos un comentario crítico sobre un fragmento del libro Luces de Bohemia o Los girasoles ciegos, los cuales se nos ofrecieron varios de cada uno para que nosotros eligiésemos el que más nos gustase. En mi caso, he elegido un fragmento de Luces de Bohemia, el cual podéis ver a continuación:

"Sigue escribiendo. EL CONSERJE sale, y queda batiente la verde mampara, que proyecta un recuerdo de garitos y naipes. Entra el cotarro modernista, greñas, pipas, gabanes repelados, y alguna capa. El periodista calvo levanta los anteojos a la frente, requiere el cigarro y se da importancia.

DON FILIBERTO: ¡Caballeros y hombres buenos, adelante! ¿Ustedes me dirán lo que desean de mí y del Journal?

DON LATINO: ¡Venimos a protestar contra un indigno atropello de la Policía! Max Estrella, el gran
poeta, aun cuando muchos se nieguen a reconocerlo, acaba de ser detenido y maltratado brutalmente
en un sótano del Ministerio de la Desgobernación.

DORIO DE GADEX: En España sigue reinando Carlos II.

DON FILIBERTO: ¡Válgame un santo de palo! ¿Nuestro gran poeta estaría curda?

DON LATINO: Una copa de más no justifica esa violación de los derechos individuales.

DON FILIBERTO: Max Estrella también es amigo nuestro. ¡Válgame un santo de palo! El Señor Director, cuando a esta hora falta, ya no viene... Ustedes conocen cómo se hace un periódico. ¡El Director es siempre un tirano!... Yo, sin consultarle, no me decido a recoger en nuestras columnas la protesta de ustedes. Desconozco la política del periódico con la Dirección de Seguridad... Y el relato de ustedes, francamente, me parece un poco exagerado."


Así pues, aquí tenéis su correspondiente comentario:

1.TEMA
Este fragmento habla sobre la corrupción de los medios, por la indignación de Don Latino y el grupo de modernistas por el arresto de Max Estrella y la excusa del periodista que les atiende para no publicar tales hechos en el periódico.

2.RESUMEN
En el fragmento, el periodista Filiberto recibe a Don Latino y al grupo de modernistas, quien tras haber escuchado sobre el injustificado arresto de Max Estrella y la petición del grupo para publicar los acontecimientos en el periódico, se niega excusándose en la ausencia del director del periódico y en la exageración de los hechos contados.

3.ESTRUCTURA
El texto lo podemos dividir en las siguientes partes en función del contenido:

-Parte 1: desde la primera línea hasta la tercera. En ella, se describe la situación anterior al recibimiento del grupo por parte del periodista.

-Parte 2: desde la primera intervención de Don Filiberto hasta la segunda intervención de Don Latino. En ella, se explica los motivos de la visita, el arresto de Max Estrella.

-Parte 3: desde la última intervención de Don Filiberto hasta el final. En ella, Don Filiberto se excusa para no publicar los hechos en el periódico.

4.COMENTARIO CRÍTICO
Este fragmento pertenece a la escena VII del libro Luces de Bohemia, publicado en 1924 y escrito por Ramón del Valle Inclán. En él, se nos narra la última noche del poeta Max Estrella, donde la descripción de los hechos y las situaciones que se presentan muestra una crítica a la sociedad española del momento, donde sólo perdura la infamia y la mala fama internacional.

En concreto, este fragmento nos sitúa en los hechos precedidos a la detención de Max Estrella, donde su amigo Don Latino y un grupo de modernistas se presentan en la redacción del periódico El Popular. Allí, les recibe el periodista Don Filiberto, quien tras escuchar la versión de los acontecimientos en boca del grupo recién llegado, no duda en evitar publicar los actos en el periódico mediante excusas tales como la ausencia del director de la redacción o la exageración de la versión del grupo.


Imagen relacionada
¡¡Basta de manipulaciones!!
Ateniéndonos al fragmento propuesto, la existencia de un periodismo al servicio del poder es algo que siempre ha estado presente a lo largo de nuestra historia. El control ejercido por los grupos políticos y financieros sobre los medios de comunicación fue, es y será inmenso. El modelo de periodista de la obra ha estado presente ya en los comienzos de la difusión de la información, llevado por sus intereses personales. Ya sea para mantener un puesto de trabajo a toda costa o simplemente por falta de ética, la mayoría de los periodistas se atienen a repetir una interpretación de la realidad llena de eufemismos que cuenta lo que ocurre en nuestro país de manera que el sistema puede seguir manteniendo a los poderosos en el mismo lugar. Es cierto que puede que haya muchos que no manipulen sus columnas y se dediquen a contar la realidad como pueden (pues la visión de unos puede ser totalmente contraria a la de otros), pero es innegable que la influencia de los que ostentan el poder en nuestro país no hacen más que buscar las vías necesarias para que la información sea controlada de una manera u otra. Con esto me refiero tanto a la oferta de grandes sumas de dinero para influenciar en su favor las noticias publicadas como a la amenaza hacia los redactores de dichas noticias con posibles despidos o con obstaculizar la vida privada de estas personas a través de importantes contactos del manipulador. Este tipo de situaciones deberían de ser totalmente controladas de forma que se mantenga una difusión de la información totalmente libre y ajena a cualquier posible influencia exterior a las redacciones en el caso de los periódicos o a los estudios de televisión, ya sea económica o política. Al fin y al cabo, el conocer los sucesos de nuestro país debería ser un derecho fundamental para la población que se mantuviese inalterable y constante, siempre con independencia de cualquier organización o personalidad tanto pública como privada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario